26 junio, 2022 8:22 am

    El Glamuroso Vestido de Kim Kardashian en Homenaje a Marilyn Monroe que Vistió en La Gala MET

    Kim Kardashian continuamente sorprende en la gala del Met. El año pasado ha sido con un total look negro (incluida la cabeza), y este ha optado por hacer un homenaje a la mismísima Marilyn Monroe, con el vestido con el que cantó el Cumpleaños Feliz al presidente John F. Kennedy en 1962.

    Ayer ocurrió la cita más esperada de todo el mundo de la moda: la Gala del Met, cuya alfombra roja es una de las más originales y glamurosas.

    Hay varias celebrities que la tienen más que dominada, sorprendiendo año tras año. Puede ser la situación de Zendaya, de Rihanna, y desde luego, de Kim Kardashian. En esta situación, a la inversa que el pasado septiembre, ha sacado su lado más sensual con un vestido con el que homenajea a la mismísima Marilyn Monroe.

    Este se basaba en un boceto del diseñador de vestuario de Hollywood, Bob Mackie. El vestido es parte de la historia, debido a que ha sido con el que la actriz le cantó al mandatario John F. Kennedy en su 45º cumpleaños en 1962.

    Al igual que ha lucido Kim en el Met, esta increíble pieza, que se podría tener en cuenta el antecesor del naked dress, estaba conjuntado con un abrigo de pelo blanco que sin lugar a dudas le daba el toque extra de glamour.

    Sin embargo la cosa no quedó allí. La fundadora de Skims se tiñó (durante 14 horas) de rubio platino, para lograr aquel color de cabello tan característico de la actriz de Hollywood y que era una sección importante del estlismo. Sin embargo pese a la dificultad que esto ha podido dar por sentado, lo cierto es que solo ha sido la punta del iceberg.

    Este vestido, por su historia, es considerado una obra de arte que se tiene que intentar con sumo cuidado. Kim tuvo que enflaquecer unos 7 kilos para lograr entrar en él con una dieta de lo más rigurosa.

    Y gracias a la delicadeza de la prenda, se instaló un diminuto probador en la escalinata del MET para que un ayudante, con guantes blancos, le ayudara a vestirse. «Soy bastante respetuosa con el vestido y con lo que significa para la historia estadounidense. Jamás querría sentarme con él, ni ingerir en él, ni correr el peligro de que se dañe, y no llevaré el tipo de maquillaje del cuerpo que suelo llevar», describía.

    El look beauty de Kim Kardashian en el MET

    Para la situación, y dejándole todo el protagonismo al vestido, Kim Kardashian optó por un maquillaje sencillo, sin embargo con el que ponía el broche de oro al look.

    El tradicional contouring, que ya es una de sus señas de identidad, puso el hincapié en los ojos con unas pestañas XXL y para los labios un tono nude, prescindiendo del tradicional rojo que llevaba Marilyn. En cuanto al cabello, dejando a un lado el rubio platino, se decantó por un moño efecto pulido y no por una melena con ondas, dando su toque distintivo.