“Las ventas en España han vuelto a crecer, la situación se ha estabilizado”

El primer ejecutivo de Ikea (empresa especializada en el negocio del mueble) pone a España fuera de la crisis. La multinacional sueca logró colocar su facturación de nuevo en signo positivo en su último año fiscal, que comprende el periodo entre el 1 de septiembre de 2013 al 31 de agosto de 2014, después de haber visto caer el negocio a niveles de 2007 en el ejercicio anterior. La actividad llevaba menguando desde 2011. “España ha vuelto al crecimiento, las ventas han aumentado un 0,3%, y estamos muy satisfechos con ello”, avanzó ayer el presidente y consejero delegado de Ikea, Peter Agnefjäll (Malmö, Suecia, 1971), en una entrevista telefónica con este periódico.

El grupo hizo públicos ayer los datos de venta globales del último ejercicio, que sumaron una facturación de 28.700 millones de euros, lo que supone un aumento del 3% con relación al año anterior tomando como referencia el euro. En su contabilidad local, la depreciación de la corona sueca frente al euro provoca que el incremento con respecto al ejercicio 2012 alcance el 5,9%.Peter Agnefjäll, presidente de Ikea.

El negocio de Ikea es un buen termómetro de la situación del consumo en cada país y en España el pinchazo del sector inmobiliario ha pasado factura a la empresa especializada en muebles de bajo coste, sillones y sillas aunque precisamente su segmento de mercado, de precios reducidos, la oferta de decoración y la expansión de establecimientos han contenido la caída del mercado. “Hemos estado preocupados por la situación en el sur de Europa, pero ahora las ventas se han estabilizado, también la economía se ha estabilizado”, sostiene Agnefjäll, pese al parón de la reactivación económica europea. La empresa es optimista respecto al próximo ejercicio en España, pese al elevado desempleo que aún sufre este país. “Tenemos buenas expectativas con la nueva tienda en Valencia”, resaltó.

«Hemos estado preocupados por el sur de Europa, pero la situación se ha estabilizado»

“China ha sido el mercado que ha crecido más rápido, Norte América sigue mostrando un buen rendimiento y aunque la difícil situación económica no ha finalizado, Europa sigue mejorando”, ha explicado la firma. En términos comparables de número de establecimientos y de cambio de divisas, el crecimiento se acelera levemente, hasta el 3,6%.

El negocio en España se engloba en la filial Ikea Ibérica, que también incluye la actividad en Portugal. “Este mercado ha crecido a doble dígito”, dice Agjnefäll, si bien no concreta el dato.

El grupo destaca la contribución del comercio electrónico a las ventas de la compañía, aunque no facilita ningún dato al respecto. Con 16 establecimientos en España, la compañía no ha desarrollado este canal online en el mercado español. Este verano, el director de Comunicación y Sostenibilidad de Ikea, Arturo García, explicó que la intención de la compañía era poner en marcha implantar la venta por Internet en un plazo de “dos o tres años”. Agnefjäll no aclara por qué este formato requiere más tiempo para los consumidores españoles, aunque señala que la compañía está trabajando en encontrar las “soluciones logísticas” para poder “alcanzar más mercados”.

HurliNet

Entrada siguiente

La franquicia inmobiliaria recupera brío

Lun Oct 7 , 2019
El negocio de la franquicia inmobiliaria ha vuelto al punto de mira del emprendedor, tras el descalabro sufrido con el pinchazo de la burbuja. Nada menos que el 70% del sector desapareció. Un sector en el que había 41 enseñas y 4.429 locales que facturaban más de 1.000 millones de […]